EL HOMBRE QUE GRITA HELP

A veces coincidía con Félix Bote y nos saludábamos con el afecto de las amistades que se saltan la barrera de las generaciones. En su presencia me entraba el cosquilleo del que se sabe ante el prodigio del talento natural, que es el único tesoro que envidié desde niño. Félix Bote, para quien no lo sepa, fue el mejor trompetista que dio Extremadura. Incluso en el busto que preside el jardín del conservatorio de Almendralejo queda algo de esa aureola a lo Check Baker. Los niños del pueblo, al verle pasar, nos dábamos con el codo y murmurábamos mira ese es el trompetista de Antonio Machín. Yo le confesé mi admiración mil veces. Sin embargo, un día me dijo: “no te confundas, el mejor músico que vas a conocer en tu vida es Diego Antúnez”. 

Esto, que luego se lo he escuchado decir a otros muchos músicos, no deja de ser desconcertante. Porque resulta que Diego Antúnez, para quien no lo sepa, es un flautista de Almendralejo, con un currículum como solo pueden permitirse quienes los dioses besan en la frente, y que debería ser algo así como el Paul Gasol de nuestra música. Sin embargo, de un tiempo a esta parte, no tiene otra ocupación que la de estar mano sobre mano o diseñar carteles con la palabra HELP que luego arroja a su muro de facebook como botellas de náufrago. En él hasta la tristeza es ingeniosa. Yo le reía la gracia. Luego, no. Su grito de auxilio es el grito de una España que se asfixia, y no tiene nada de divertido. Tiene más de pez al que han echado de la pecera para poner en su lugar a economistas, emprendedores de cosas inciertas, gente incapaz de valorar el talento que no se transmuta en oro. Una lástima, porque en Extremadura en esto del talento siempre andamos a ver si suena la flauta. Y nadie la hace sonar como Diego Antúnez.


Publicado el

5 thoughts on “EL HOMBRE QUE GRITA HELP

  1. Conozco a Diego desde que éramos niños. Nuestra amistad es vieja, constante y sólida. Y te puedo asegurar que salvó mi adolescencia con su humor, sus rarezas. Y así se le he hecho saber a él en alguna ocasión. Su música, su forma de entregarse. Único.

Deja un comentario

@ Quédese con el cambio 2018
CLOSE
CLOSE