YO MATÉ A JOAQUÍN SABINA

     
Yo maté a Joaquín Sabina en un acto largamente premeditado, pulcro y alevoso. Aunque asesino, soy hombre de honor que abomina de los arrebatos, de esa histeria femenina que pone al hombre a un punto con las fieras y los tifones o los terremotos. Yo le asesiné porque tenía mis motivos. Y porque a veces, para salvar la vida en un incendio, es preciso no huir de las llamas sino cruzarlas y vencerlas.
En un principio no había nada que me enfrentara a este personaje. Incluso hubo un momento en que sentí por él cierta admiración. Podría hasta decirse que Joaquín y yo estábamos cortados por un mismo rasero; pero eso no son más que espejismos biográficos, ironías que se gasta la vida para su esparcimiento. 
Lo que queda fuera de toda duda es que somos de una misma edad, de una misma vocación, de una misma forma de encarar los misterios de la existencia. No obstante, la fortuna se ha divertido de lo lindo jugando con el destino de ambos y a cada cual nos trató según su criterio absurdo y desmedrado. A él, huelga el glosario, le otorgó el éxito y las galas de verano. A mí, este ojo de buey, esta ventanilla del Central hispano desde donde desfloro mi tiempo sin más música que el tintineo descolorido de las miserables monedas que recuento a diario de ocho a tres, cinco días a la semana. 
 
No peco de presuntuoso si confieso que comparto vocación con el tal Sabina: también flota por mi sangre el veneno de la música, la devoción por el güisqui, el peregrinaje doloso al reino del sexo y una irreprimible predilección por lo nocturno. Pero él ya se lo podrá permitir, contando como cuenta con el beneplácito de los dioses. Yo, aunque se me viene el alma a los pies al reconocerlo, he acabado casándome con Julia, mi novia de toda la vida y tengo por exclusivo patrimonio un suegro que me desprecia, un hijo, un dálmata, un coche de segunda mano y un sueldo apurado y puntual…
****************************************************************************************************
Fragmento del relato Yo maté a Joaquín Sabina, que da título a un libro de cuentos, incluso a un video que circula por internet y donde se dice que la narración fue escrita por el propio Sabina pero bajo el seudónimo de Florián Recio, cosas de internet….
Publicado el

2 thoughts on “YO MATÉ A JOAQUÍN SABINA

  1. ¡Ostras!… Esto del vídeo no me lo habías contado. ¡Qué bueno!. No sé si darte el pésame o la enhorabuena. En cualquier caso, al César lo que es del César y los méritos de uno, para uno. ¿Has reclamado, por casualidad, tu paternidad intelectual?… Hmmm… Pues deberías. Un gran abrazo.

Deja un comentario

@ Quédese con el cambio 2018
CLOSE
CLOSE