LAS PARTÍCULAS ELEMENTALES, HOUELLEBECQ

LAS PARTÍCULAS ELEMENTALES,
MICHAEL HOUELLEBECQ
Anagrama, 2003
Traducción Encarna Castejón
AFORISMOS, de Houellebecq

Este es uno de los principales inconvenientes de la extrema belleza en las chicas: sólo los ligones experimentados, cínicos y sin escrúpulos se sienten a su altura; sí que los seres más viles son los que suelen conseguir el tesoro de su virginidad, lo cual supone para ellas el primer grado de una irremediable derrota.
Una vida volcada hacia una meta deja poco sitio para el recuerdo.
Es chocante comprobar que a veces se ha presentado la liberación sexual como si fuera un sueño comunitario, cuando en realidad se trataba de un nuevo escalón en la progresiva escalda histórica del individualismo.
Los hombres que envejecen solos son muchos menos dignos de compasión que las mujeres en la misma situación. Ellos beben vino malo, se quedan dormidos, les apesta el aliento; se despiertan y empiezan otra vez; y se mueren bastante deprisa. Las mujeres toman calmantes, hacen yoga, van a ver a un psicólogo; viven muchos años y sufren mucho.
A partir de cierta edad, una mujer siempre tiene la posibilidad de  frotarse contra una polla; pero ya no tiene la menor posibilidad de ser amada.
En sí, el deseo, al contrario que el placer, es fuente de sufrimiento, odio e infelicidad. Esto lo sabían y enseñaban todos los filósofos: no sólo los budistas o los cristianos, sino todos los filósofos dignos de tal nombre. La solución de los utopistas, de Platón a Huxley pasando por Fournier, consiste en extinguir el deseo y el sufrimiento que provoca preconizando su inmediata satisfacción. En el extremo opuesto, la sociedad erótico-publicitaria en la que vivimos se empeña en organizar el deseo, en aumentar el deseo en proporciones inauditas, mientras mantiene la satisfacción en el ámbito de lo privado. Para que la sociedad funcione, para que continúe la competencia, el deseo tiene que crecer, extenderse y devorar la vida de los hombres.
Publicado el

Deja un comentario

@ Quédese con el cambio 2018
CLOSE
CLOSE