ANTÍGONA EN MÉRIDA

 Anoche fui al teatro romano de Mérida a ver Antígona de Miguel Murillo. Para los que estéis dudando entre ir y no ir, si os sirve mi opinión, os la recomiendo. No es que sea lo mejor que haya pasado por el Teatro, pero es una buena adaptación, con interpretaciones muy ajustadas y sobrias- estupendos Pepa Gracia y Esteban G. Ballesteros – y a la que no le falta su toque de humor y ternura -sobre todo a cargo de un Pepe Viyuela al que cada día le sienta mejor el teatro y la teatralidad.

A la historia, de buenos y malos, el asunto “antígona”, es decir, la disyuntiva entre obedecer la ley del Estado o la de la propia conciencia, le viene bien ese toque anacrónico del guerracivilismo, pero se le va la mano en la moralina, y los minutos finales  están como escritos por Spielberg, o sea, pasados de buena intención y de azúcar. Por lo demás, ya digo: una noche agradable, donde el teatro es la excusa ideal para apagar la tele y salir con los amigos a tomar unas copas en los jardines del Teatro y hacer que alternar en Extremadura se convierta en un plato de lujo.

Por cierto, lo más comentado de la noche: el vestuario de los camareros y de  los acomodadores del Teatro. Diseñados por David Delfín. Como para mear y no echar gota.  Comentarios, para todos los gustos. Pero, el más repetido era de los que ponían el grito en el cielo por contratar, con la que está cayendo, a un diseñador de elite que luego te sale con semejante chorrada. Pues mire usted, yo creo que tampoco hay que exagerar; independientemente de lo que haya cobrado este señor por su trabajo, yo creo que el vestuario es austero (apenas ha gastado un metro de tela), hace echar unas risas al público y está pensado para el ahorro, son uniformes multiuso: cuando acabe el Festival esos uniformes no solo pueden dar juego para la caravana del orgullo gay sino que habrá empresas de despedidas de solteras que den una pasta por ellos.
¡Y es que no hay nada como tener visión empresarial y de futuro….! Bueno, sí: un primo que pague por ello.
Publicado el

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

@ Quédese con el cambio 2018
CLOSE
CLOSE