DÍAS DE FÚTBOL

Mujeres pescando, óleo de Vito Cano
 A los que pasamos las horas delante del ordenador nos recomiendan levantarnos cada cierto tiempo y echar una mirada al horizonte. Y eso que mi horizonte es un coñazo, la wikipedia del aburrimiento, pero hay veces en que te sorprende. El otro día, sin ir más lejos, jugaba España contra Portugal, me asomé al balcón y descubrí, en medio de la calle vacía, al fantasma del muchacho que fui hace treinta años. Yo le reconocí enseguida. Él a mí no. Cómo iba aquel muchacho de barbas negras, pelo bruno y ojos como carbúnculos encendidos reconocerse en este tipo calvo que le llamaba a gritos desde el balcón.
Esperando a los fantasmas
 Tengo hijos de su misma edad. Aunque de mis hijos no sabría decir dónde se meten los días de fútbol. De él, sin embargo, lo sabía todo. No he olvidado su afición a los paseos solitarios, su amor por los versos, su lágrima fácil, su innata propensión a complicarse la vida. Quise animarle, decirle que, a pesar de lo que escuche, ser raro no está tan mal, que mejor ser raro que una marioneta sin alma. Decirle que el amor es una bonita excusa para todo menos para perderse en un laberinto de pamplinas. O decirle que ser individualista, discrepar, tener ideas propias es más sano que convertirte en masa de croqueta y apretujarte y arrojarte enharinado al fuego de la mediocridad. No le temas al fracaso, iba a decirle, ni persigas el éxito como una obsesión. No te hipoteques. Disfruta de los días de fútbol y de los días sin fútbol. Vive, en fin, como si la vida te fuera en ello. Pero en esas llegó el último gol de la tanda de penaltis y los gritos del vecindario me lo espantaron. De modo que andará por ahí como siempre anduvo, de su corazón a sus asuntos. Les cuento esto por si se topan con él no sean demasiado duros. Es solo un fantasma y tiene veinte años.
Publicado el

3 thoughts on “DÍAS DE FÚTBOL

  1. Gracias, Javier, Meritxell, por vuestras palabras, y a todos los que os pasáis por aquí y leéis mis cosas, y gracias Meritxell por ese premio y por recogerme en tu blog. Un abrazo
    florián recio

Deja un comentario

@ Quédese con el cambio 2018
CLOSE
CLOSE